La Nube

“El PC de escritorio está muerto. Bienvenido a la nube de Internet, donde un número enorme de instalaciones a lo largo de todo el planeta almacenarán todos los datos que usted podrá usar alguna vez en su vida”. George Gilder, 2006.

Sistema informatico basado en Internet y centros de datos remotos para gestionar servicios de información y aplicaciones. La computación en nube permite que los consumidores y las empresas gestionen archivos y utilicen aplicaciones sin necesidad de instalarlas en cualquier computadora con acceso a Internet. Esta tecnología ofrece un uso mucho más eficiente de recursos, como almacenamiento, memoria, procesamiento y ancho de banda, al proveer solamente los recursos necesarios en cada momento.

Un ejemplo sencillo de computación en nube es el sistema de documentos y aplicaciones electrónicas Google Docs / Google Apps. Para su uso no es necesario instalar software o disponer de un servidor, basta con una conexión a Internet para poder utilizar cualquiera de sus servicios.

El servidor y el software de gestión se encuentran en la nube (Internet) y son directamente gestionados por el proveedor de servicios. De esta manera, es mucho más simple para el consumidor disfrutar de los beneficios. En otras palabras: la tecnología de la información se convierte en una servicio.

lanube

Un poco de Historia

El concepto de la computación en la nube empezó en proveedores de servicio de Internet a gran escala, como Google, Amazon AWS, Microsoft y otros que construyeron su propia infraestructura y modelo de arquitectura.

Salesforce.com en 1999, fue pionero en el concepto de la entrega de aplicaciones empresariales a través de una página web simple.

Otro de los factores clave han sido las tecnologías de virtualización, el desarrollo de alta velocidad de ancho de banda no significativo hasta los años noventa, y normas universales de interoperabilidad de software.

Pero el hito importante se produjo en 2009, cuando Google entre otros, empezaron a ofrecer aplicaciones basadas en navegador. Servicios, como Google Apps…, etc.

Características y Ventajas

La computación en nube se sustenta en tres pilares fundamentales de los que depende intrínsecamente para su correcto funcionamiento: software, plataforma, e infraestructura.

La Plataforma de software (“Software as a Service (SaaS)”), ha demostrado ser útil como un modelo de negocio. Ejecutando el software mediante servidores centralizados en Internet en lugar de servidores locales, los costes se reducen enormemente. Por otra parte, al eliminar los gastos de mantenimiento, licencias y hardware necesario para mantener estos servidores, las empresas son capaces de ejecutar aplicaciones de forma mucho más fluida y eficiente desde el punto de vista informático.

La plataforma de computación en nube (“Platform as a Service (PaaS)“) permite a los usuarios acceder a aplicaciones en servidores centralizados, sustentándose en la infraestructura de la nube.

La infraestructura como servicio (“Infrastructure as a Service (IaaS)“), representa en gran medida la columna vertebral de todo el concepto. La infraestructura es la que permite a los usuarios crear y usar el software y las aplicaciones. En lugar de mantener centros de datos o servidores.

El cliente puede en todo momento decidir qué aplicaciones usar y elegir entre aquellas que son gratuitas y las que no lo son. En el caso de las aplicaciones de pago, el coste irá en función de diversas variables, como el servicio contratado, el tiempo que se ha usado ese servicio, el volumen de tráfico de datos utilizado, etc.computacion-en-la-nube

  • Ágil y Rápida: para que el proveedor pueda ofrecer sus recursos tecnológicos al usuario de forma dinámica. Para servicios de software y base de datos más complejos, la computación en nube permite saltarse la fase de adquisición de hardware y el consiguiente gasto, por lo cual es perfecta para la creación de empresas.
  • Escalabilidad y elasticidad: el usuario se aprovisiona de recursos sobre una base de autoservicio en casi en tiempo real, sin tener que sufrir largas descargas. Adaptable rápidamente a negocios en crecimiento o de picos estacionales. Esto incrementa la agilidad de respuesta, disminuye los riesgos y los costos operacionales, porque sólo escala lo que crece y paga sólo lo que usa.
  • Menor Coste: los proveedores de computación en la nube afirman que los costes se reducen. A nivel de usuario los costes son en función de consumo realizado. Mucha menor inversión y menor tiempo para empezar a trabajar.
  • Movilidad de ubicación: permite a los usuarios acceder a los sistemas utilizando un navegador web desde cualquier dispositivo (PC, teléfono móvil…) y lugar. La tecnología de virtualización permite compartir servidores y dispositivos de almacenamiento y una mayor utilización.
  • Mejor Rendimiento: Automatización de control y optimización de los recursos.
  • Mejor Seguridad que sistemas tradicionales. Son los propios proveedores los que dedican sus recursos a la solución de los problemas de seguridad, que muchos clientes no pueden permitirse el lujo de abordar.
  • Mayor capacidad de adaptación, recuperación completa de pérdida de datos (con copias de seguridad) y reducción al mínimo los tiempos de inactividad.
  • Facilidad y rapidez en la Integración de servicios Red con el resto de las aplicaciones empresariales, ya sean desarrolladas de manera interna o externa.
  • Mantenimiento: de las aplicaciones más sencillo al no ser instalados en el ordenador de cada usuario. Actualizaciones automáticas que no afectan negativamente a los recursos de TI.

 Tipos de Nube

  • Las nubes públicas se refieren al modelo estándar de computación en nube, donde los servicios que se ofrecen se encuentran en servidores externos al usuario, pudiendo tener acceso a las aplicaciones de forma gratuita o de pago. Es decir, el proveedor de servicios, que es propietario de toda la infraestructura en sus centros de datos es el gestor de los procesos (almacenamiento de datos, aplicaciones, servidores…) de varios clientes sin saber éstos cómo es el tratamiento y flujo de los mismos.

  • Las nubes privadas son una buena opción para las compañías que necesitan alta protección de datos y ediciones a nivel de servicio. Las nubes privadas están en una infraestructura bajo demanda, gestionada para un solo cliente que controla qué aplicaciones debe ejecutarse y dónde. Son propietarios del servidor, red, y disco y pueden decidir qué usuarios están autorizados a utilizar la infraestructura.

  • Las nubes híbridas combinan los modelos de nubes públicas y privadas. Usted es propietario de unas partes y comparte otras, aunque de una manera controlada.

  • Nube comunitaria. se organiza con la finalidad de servir a una función o propósito común (seguridad, política…), y son administradas por las organizaciones constituyentes o terceras partes.

tiposdenube

Si quieres saber más.
Si crees o quieres ver como su negocio puede adaptarse a esta solución.
Solicítanos una demostración y
>> ENVIANOS TUS DATOS <<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies